martes, 5 de octubre de 2010

Hasta el último suspiro del ombú...

Hoy, ahora no se que hacer, es la primera vez que no se hacia donde correr, la primera vez que no tengo fuerza suficiente como para mantenerme en pie y menos para enferentarme a todo, pero sin embargo lo estoy haciendo... a veces siento que la muerte tarda mucho en llegar... pero con 18 años que espero? muerte súbita? un ataque cardíaco? el suicidio no es para mi una opción a esta altura, ya no, porque hoy aprendí algo, de la muer mas blanca, porque no es ni siquiera rosa pastel, es blanca, y además, así se llama, es probablemente la mujer mas brillante, activa, mas literalmente buena, hermosa, ética... en fin, una mujer admirable; una mujer que nunca temió a nada y que abrazó desde su tierna infancia la idea de la muerte junto con la del propio paraíso. En momentos como este, ella es mi inspiración, aha, yo, Ginger, la chica que odia todo, que es tan ambigua, tan (según mis propias palabras, porque ella jamás diría algo así de mi, ella tiene la capaidad de ver mas allá de nuestros errores y reconocer lo mejor de nosotros, sacandolo a flote) en fin, citándomeTamaño de fuente


"Soy imperfecta, soy simple, soy complicada, soy hermosa...mente horrible
soy una más del montón y soy única, soy inalcanzable, superficial y profunda,
soy fuerte y débil a la vez, frágil, pero irrompible, retorcidamente diestra,
inocente, culpable, princesa, puta, manipulable y manipuladora, viva e increíblemente
muerta".

Esta mujer tan especial, me inspira, no a ser como ella porque somos únicos, pero me inspira, a seguir viviendo, no solo por su casi perfecta personalidad y su innegable belleza, (tanto física como interna) porque para mí, es hermosa, sino que también me inspira su vida, su lucha por sus ideales, por lo que ella creía, era correcto, su monumental inteligencia (es una de las mentes mas brillantes de su generación dentro de su área de investigación) y yo creo que estoy faltando el respeto a esta MARAVILLOSA, ADMIRABLE e INSPIRADORA mujer, si no tomo sus enseñanzas para superar este tipo de adversidades.
Y sinceramente, no quisiera faltarle el respeto a mi abuela, porque ella es, efectivamente, mi abuela, mi compañera de vida desde el momento en que salí del vientre de mi también maravillosa madre (que a su vez repite las cualidades de su progenitora), ella es la luz al salir del túnel, una mujer que siempre tiene que ser escuchada y sin embargo, los años han hecho que su voz sea más debil, su voz, pero no sus palabras, ni su caracter, tampoco su inteligencia y mucho menos, su alma. Porque desde allí es que habla cada momento que puede.
El punto es que ella me inspira a vivir, y mucho mas desde hoy, porque hoy sigue siendo una ancianita de ya 93 años, que a pesar de la edad, está mucho mejor de mente y de espíritu que todos nosotros... nuestras putas mentes y espíritus rosas, hot pink, magenta, hasta rojo diría a veces. Así que acá va el porqué de mi repentina inspiración para vivir, la tuve en frente todo el tiempo y solo ahora, como una estúpida y arrogante adolescente de 18 años me doy cuenta del real tesoro que he tenido a mi lado durante toda mi vida, esta es la razón por la que hoy voy a viri aunque no quiera, y voy a querer, aunque me cueste...
Me despierto sintiendo un llanto, un quejido... me levanto y voy hacia su dormitorio
está llorando, le pregunto que pasa y me doy cuenta de que está algo sobresaltada,
así que la miro a esos hermosos ojos verdes, llenos de amor, historia (si tendrá historia
desde su nacimiento en 1917) llenos de conocimiento, profundos, ya algo caídos por los
efectos de la edad, los noto cansados, tristes, pero igualmente llenos de amor cuando
me mira a mi su "chiche" su "tesoro" según sus propias palabras, ella, por fin, después
de ese largo silencio y la profunda mirada, se seca las lágrimas con sus ya temblorosas
manos y me dice con esa voz pacífica, dulce y temblorosa (temblorosa pero JAMÁS
dubitativa) "hoy soñe, que vale la pena vivir, hasta el último suspiro del ombú" yo le
pregunto porque, no entiendo, yo se que últimamente ella sufría mucho pero "hasta el
último suspiro del ombú? que quería decir? entonces, le pregunté, a lo que ella
respondió "el ombú, mi nena, es un símbolo de fortaleza, por lo que vale la pena vivir
hasta que el fuerte ombú, de su último suspiro, porque eso quiere decir que morí
como viví, siendo una mujer fuerte y aprovechando estar en esta tierra", yo le dije
que (como siempre) tenía razón, entonces ella tomó mis manos entre las suyas y me dijo
"tienes toda la vida por delante, tu ombú, querida, es mucho mas joven que el mío, espera
su último suspiro también, a pesar de las adversidades, espera su último suspiro,
mi tesoro..."


Eso es lo que aprendí hoy, por más que no sepa que decir, que no tenga a donde correr, que no tenga fuerzas para enfrentarme y a pesar de eso lo haga, a pesar de no soportar más, no debo esperar más la muerte, no debo pensar "tarda demasiado en llegar" la muerte temprana no está hecha para mí, el ser fuerte, doblarse y jamás, JAMÁS, quebrarse, gracias a esta preciosa mujer, está en mis venas. Mis venas en las que más de una vez he dicho que quisiera tener sangre rosa, mi mundo rosa está volviendo a ser el mismo, pero diferente desde que oí esas palabras un martes a la mañana, está siendo rosa, hot pink, como siempre, este blog va a seguir igual, con mi puta demencia que es algo inevitable, pero con la pequeña (o quizás, no tanto) diferencia de que a pesar de que mi mundo sea rosa gris noventoso, magenta, hot pink, rosa casi blanco, casi rojo, o hasta rojo sangre, a pesar de tener millones de cosas para contar, mi perspectiva no va a ser esperar mi muerte, sino vivir, como bien dijo Blanca Renée Arrillaga Oronoz (como a ella le gusta agregar a su nombre) 'de Maffei', "hasta el último suspiro del ombú"...